Materiales sostenibles en construcción



Desde hace ya varios años es una tendencia el buscar materiales y sistemas sostenibles para la construcción. Más allá de una mera moda, es importante concienciarnos de que aproximadamente el 50% del impacto ambiental sobre nuestro planeta lo producen los edificios. Si tenemos en cuenta que la población de nuestro planeta crece exponencialmente y, por tanto, sus necesidades de vivienda también lo hacen, hemos de concienciarnos cada vez más en la importancia de la sostenibilidad para la supervivencia de nuestra especie sobre nuestro planeta.


En primer lugar, hemos de aclarar qué significa que un material, en este caso de construcción, sea sostenible. En general, son sostenibles aquellos materiales que ayudan a mantener el equilibrio ambiental de nuestro planeta. Pero este equilibrio se puede llevar en varias direcciones, que pueden ser las siguientes:


· Materiales y sistemas no contaminantes, ni durante su producción ni durante su vida útil


· Materiales que provengan de fuentes renovables


· Materiales del entorno cercano, con pocos gastos de transporte


· Materiales reciclados y reciclables


· Materiales y sistemas económicos, durante su producción y durante su vida útil


· Materiales de larga duración


· Materiales y sistemas que consuman poca energía


Como se puede suponer, ningún material cumplirá todos los requisitos, así que debemos buscar un equilibrio entre todos y valorar los más importantes en cada caso. Por ejemplo, está ampliamente extendida la idea de que los materiales ecológicos son materiales naturales como el bambú, el cáñamo o el corcho. Estos, por supuesto, tienen varios aspectos sostenibles y ecológicos, pero sería completamente insostenible hacer una vivienda de bambú en España si tenemos que traer el material de China. Hacer plantaciones de especies no autóctonas tampoco es la solución idónea y mucho menos es una solución ecológica. Así pues, lo más ecológico y sostenible es hacer una arquitectura y una construcción consecuente con nuestro medio y con nuestra tierra, ajustándonos a los materiales que, muy sabiamente, han utilizado nuestros ancestros y combinándolos con materiales novedosos pero consecuentes con nuestro planeta.


Otra premisa a tener en cuenta es que un material puede ser ecológico en sí, pero ser inadecuado dentro del sistema general que se está planteando. Por ejemplo, las estufas de pellets son un sistema muy ecológico para producir calefacción, pero si para comprar los pellets tenemos que coger el coche y gastar combustible durante varios kilómetros esto no es nada sostenible. Así pues, el diseño del edificio y nuestra propia manera de utilizar el edificio pueden hacer que sea más o menos sostenible.


Así pues, ¿qué materiales son sostenibles en nuestro país, teniendo en cuenta nuestro clima y nuestros recursos?


En primer lugar, la madera cumple gran parte de las premisas para ser un material ecológico. Es renovable, no contamina en ninguna fase de su vida y en muchos casos es reciclable. La única circunstancia a tener en cuenta es que la mayoría de maderas que se usan como acabados en la construcción suelen ser tropicales, dado que aguantan mejor la intemperie, la humedad y el calor. Hay que valorar si merece la pena su uso o preferimos usar maderas autóctonas con los debidos tratamientos que las protejan. En todo caso, para gran cantidad de usos interiores, estructurales o en entornos poco agresivos las maderas de la zona serán perfectamente utilizables.


Los materiales cerámicos han sido el gran referente en nuestro país durante muchos años. Tanto el ladrillo como la teja son materiales baratos, poco contaminantes, renovables y medianamente reciclables. En general, España tiene muchas zonas arcillosas con gran tradición cerámica.


La piedra cumple muchos de los requisitos para ser sostenibles. Es un material natural y, aunque no es renovable, lo que más la hace ser sostenible es su prolongadísima duración. Los muros de piedra pueden durar décadas e incluso siglos en perfecto estado, y los bloques de piedra se han reutilizado de unos edificios a otros a lo largo de la historia. Los materiales pétreos como la arena y la grava, además, son económicos y muy abundantes en nuestro país. En zonas del norte de España es muy común el uso de muros de granito y cubiertas de pizarra, por la abundancia de estos materiales en el entorno. Qué duda cabe que si hay que traer el material de otras zonas, su sostenibilidad queda completamente anulada.


El hormigón es un material necesario en la construcción. Prácticamente el 100% de los edificios de España tienen hormigón, al menos en su cimentación. No es un material ecológico, pero tampoco tiene un impacto ambiental excesivo. Como, de momento, no podemos evitar su uso, hemos de limitarlo o buscar hormigones en el mercado que tengan un menor impacto ambiental, ya sea por su producción o por sus materiales. Por ejemplo, si en vez de usar hormigones con cemento Portland usamos hormigones con cenizas volátiles mejoraremos su impacto ambiental. Aquí hay todavía un gran campo por investigar.


Los metales no son el paradigma de la sostenibilidad por el gran consumo de energía en su producción. Pero es verdad que tienen una larga duración y algunos, como el aluminio, son reciclables. El uso del acero es muy necesario a día de hoy y con poca cantidad podemos conseguir cosas que no podemos con otros materiales, como estructuras de cierta entidad.

Los plásticos serían el último eslabón en la cadena sostenible. Los hay más contaminantes, como el PVC, y otros más inocuos como el polietileno, pero como todos vienen del petróleo son una fuente no renovable. Los más contaminantes son los que llevan cloro y los más sostenibles son los reciclables.


En definitiva, el uso de materiales ecológicos en la construcción depende de un diseño global del edificio y acorde con la disponibilidad de materiales de la zona y los usos futuros del edificio. Salvo algunos materiales muy contaminantes, que tienden a estar cada vez más retirados del mercado o incluso prohibidos, la sostenibilidad de los materiales es una cuestión subjetiva que no tiene una única solución.

Puedes leer también este post en la siguiente página:

https://www.certicalia.com/blog/materiales-sostenibles-en-construccion


#sostenibilidad #materiales #eficienciaenergética #madera

2 vistas