¿Qué es el CERMA?


Existen varios programas permitidos para realizar certificados de eficiencia energética, y el CERMA es uno de ellos. Pero no todos sirven para lo mismo, así que, antes de nada, vamos a aclarar cuáles son y qué hacen cada uno:


En primer lugar, existen dos programas oficiales que sirven para realizar la certificación energética de edificios existentes: estos son el CE3 y el CE3X. Sin duda, este último es el más usado por su fácil manejo.


Por otro lado, para los edificios de nueva construcción, existe la Herramienta Unificada, también llamada HULC (Herramienta Unificada LIDER-CALENER), que, como su propio nombre indica, proviene de los antiguos programas LIDER y CALENER.


Por último, existe el programa informático CERMA, que es el único reconocido por el Ministerio de Industria y que no está promovido directamente por él, como los anteriores. Este programa está creado por el Instituto Valenciano de la Edificación y está reconocido oficialmente para la certificación de edificios residenciales, tanto de nueva construcción como existentes.


¿Por qué usar el CERMA?


El CERMA es un programa creado por el Instituto Valenciano de la Edificación sin ánimo de lucro, simplemente para facilitarnos la vida. Es un programa simplificado, pero crea un archivo oficial equivalente al de la Herramienta Unificada. Sin duda, es mucho más fácil de usar que la Herramienta Unificada, puesto que en esta deberemos crear un modelo en tres dimensiones del edificio a certificar, mientras que el CERMA crea un edificio equivalente con los datos que iremos añadiendo en las distintas pestañas. La mayoría de proyectistas, siempre que pueden (recordemos que solo es válido para viviendas), usan el CERMA en lugar de la Herramienta Unificada por su manejo más sencillo. En cambio, para edificios existentes, el CE3X le gana la batalla, puesto que es un programa más específico y también de fácil manejo. Aunque, en este caso, es cuestión de gustos y cada certificador usará el programa que le sea más cómodo en cada caso.


En cuanto a la calificación energética, el CERMA siempre emitirá una calificación un poco por debajo de la de la Herramienta Unificada. Esto no es porque el CERMA esté mal hecho, sino porque el Ministerio exige que todas las herramientas reconocidas deban dar una calificación peor que la herramienta oficial, y por lo tanto no se puede superar la calificación de la Herramienta Unificada. En la mayoría de casos esto no tendrá importancia y el edificio obtendrá la misma letra, pues la diferencia es mínima, pero en algún caso puede variar.


Actualmente la última versión del CERMA es la 4.1, que salió en febrero de 2016. Se puede descargar desde la página del Instituto Valenciano de la Edificación, que es una fundación sin ánimo de lucro que promueve la calidad y la sostenibilidad en el ámbito edificatorio.


Esta versión 4.1 actualiza ligeramente la versión 4.0. Son las únicas versiones aceptadas actualmente, pues son las que se adaptan a las últimas modificaciones del Código Técnico de la Edificación relativas al certificado de eficiencia energética, modificadas en 2013.

A pesar de que es una herramienta simplificada, genera muchos datos útiles para el cumplimiento de los Documentos Básicos de ahorro de energía del Código Técnico de la Edificación, como son el HE0, el HE1, el HE2 y el HE4. También genera gráficas relativas a consumo de energía del edificio.


En definitiva, el CERMA es una herramienta muy potente para la certificación energética de viviendas y sin duda la mejor para la certificación de viviendas nuevas.

Puedes leer también este post en la siguiente página:

https://www.certicalia.com/blog/que-es-el-cerma


#certificaciónenergética #programas