¿Qué es un certificado de sostenibilidad?



Es ya un hecho que en nuestro país esté de moda la arquitectura sostenible. Por lo menos, eso es lo que nos quieren hacer ver las grandes empresas del sector, vendiéndonos multitud de productos fantásticos bajo la etiqueta de sostenible. Realmente, nadie sabe a ciencia cierta lo que es la sostenibilidad, siendo a día de hoy un batiburrillo de conceptos que engloban el ahorro energético, la ecología, el ahorro de recursos naturales y los ambientes saludables.


Para aclararnos a los neófitos lo que es sostenible y lo que no, multitud de organismos, públicos y privados, internacionales, europeos e incluso nacionales, certifican los edificios y les asignan una calificación o un nivel de sostenibilidad concreto. Esto viene haciéndose desde principio de los años 90 en países europeos y norteamericanos, pero en España se introdujo a finales de la década de los 2000, después de la implantación del Código Técnico de la Edificación.


Alguno se preguntará: ¿Y no llega con el certificado de eficiencia energética de los edificios, que ya es obligatorio? Pues para el 90% de los edificios llegaría de sobra y no tiene sentido certificar más que eso. Pero si tu edificio está en torno a una calificación A y quieres certificar con medios mucho más precisos (y mucho más caros) cuan sostenible es, tendrás infinitud de estándares bajo el que calificarlo. Uno que está de moda en España es el estándar Passivhaus, que más que sostenibilidad, lo que califica es si la casa es pasiva, es decir, no consume energía. A nivel nacional existe la certificación VERDE, de Green Building Council España, basado en la filosofía del Código Técnico de la Edificación. Pero aquí hablaremos de dos de las certificaciones más importantes a nivel internacional: BREEAM y LEED.


El certificado BREEAM (Building Research Establishment Environmental Assessment Method) proviene del Reino Unido y fue creado por BRE (Building Research Establishment) en 1990. Llegó a España en 2010. El certificado BREEAM evalúa impactos en 10 categorías (Gestión, Salud y Bienestar, Energía, Transporte, Agua, Materiales, Residuos, Uso ecológico del suelo, Contaminación, Innovación) y otorga una puntuación final que sirve de referencia, junto al Manual Técnico de la metodología, para una construcción más sostenible tanto en fase de diseño como en fases de ejecución y mantenimiento, disponiendo de diferentes esquemas de evaluación y certificación en función de la tipología y uso del edificio.


El certificado LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) fue implantado en 1993 por el US Green Building Council. Evalúa cinco áreas: emplazamiento sostenible, protección y eficiencia del agua, eficiencia energética y energías renovables, conservación de materiales y recursos naturales y calidad del ambiente interior. Los niveles de certificación son: Certificado, Plata, Oro y Platino.


Algunas diferencias que pueden existir entre BREEAM y LEED son:


· EL lema de BREEAM es “Pensar global, actuar local”. Para ello, tienen oficinas en muchos países e idiomas. Por ejemplo en España tienen su sede en A Coruña y tienen todos sus manuales y metodología traducidos al castellano y adaptados a la normativa española. Mientras, LEED es un certificado americano, aunque podríamos decir que su adaptación a España es el certificado VERDE, desarrollado por la versión española de la empresa.


· Los certificadores de BREEAM mantienen la independencia con el cliente. En la certificación BREEAM tiene que haber un asesor independiente formado por el BRE que certifique el edificio. Por el contrario, en el LEED no tiene por qué haber una persona formada por ellos que certifique in situ el edificio, sino que se hace de manera online.


· El certificado BREEAM de una vivienda puede costar de 1500 € en adelante, incluyendo la fase de proyecto. El LEED se paga en dólares y al ser online, el registro de un edificio puede ser más barato. Pero si queremos que nos ayuden en la fase de diseño y de mantenimiento en el tiempo podemos llegar a gastar mucho más dinero, puesto que en LEED la certificación discurre y varía a lo largo de toda la vida útil del edificio y no solo en su construcción.


· En general, el LEED valora sistemas de ahorro de energía y recursos aunque estos sean muy caros. Por el contrario, el BREEAM valora más la gestión del agua y el confort y la seguridad de las personas, dentro y fuera del edificio.


En definitiva, ambos certificados, BREEAM y LEED son completamente válidos y reconocidos a nivel internacional, y la elección de uno u otro dependerá más de en que partes puntuará mejor nuestro edificio, para poder optar a una calificación más alta en uno u otro certificado, así como de si queremos que esta calificación se mantenga en el tiempo o preferimos que se centre en la fase de diseño y construcción.

Puedes leer también este post en la siguiente página:

https://www.certicalia.com/blog/que-es-un-certificado-de-sostenibilidad


#eficienciaenergética #sostenibilidad