Escuela de Música y otros usos municipales

Caldas de Reis, Pontevedra

1/18

La intervención es más que un mero edificio, pues supone la creación de un espacio público propio y de calidad, tan necesario para la parroquia de Santa María, en torno a la Escuela de Música. Al edificio se accede por una plaza pública, abierta al público y accesible, que permite integrar en un único espacio a los vecinos de la zona, los asistentes a la escuela de música y oficinas y a los peregrinos que por allí transcurren y necesitan una parada en el camino.

 

Las intervenciones que se realizan son las siguientes:

 

Plaza pública

 

Se crea una plaza pública que da acceso peatonal al nuevo edificio. Esta plaza es completamente pública y accesible, y sirve de atrio para el edificio y para las diferentes actividades de carácter público que se quieran realizar en la parroquia, o incluso como lugar de ensayo al aire libre de la Banda Municipal.

 

Esta plaza se organiza mediante trazos que van marcando los diferentes usos: circulación, permanencia y zonas verdes.

 

Este espacio busca integrarse en el entorno natural. Así, las zonas verdes se cubren con camelias, un árbol característico del Camino Portugués, de las Rías Baixas y de Caldas de Reis, para saludar al peregrino que pase por esta ruta o al visitante que se acerque a este lugar.

 

 

Edificio multiusos

 

Se integra la Escuela de Música, la zona administrativa y el espacio polivalente en un único edificio, ubicándose todas ellas sobre el actual edificio de la Escuela-Taller, que ha sido demolido dado su mal estado de conservación y su no adaptación a las condiciones de accesibilidad universal y otras necesidades técnicas.

 

Se marcan dos accesos: un acceso principal para la Escuela de Música y la zona administrativa, y un acceso independiente para el espacio polivalente, para no mezclar flujos de diferente intensidad. 

 

El edificio se materializa de forma radicalmente diferente en la planta baja (zona administrativa y espacio polivalente) y las plantas primera y segunda (Escuela de Música). La planta baja se presenta como una base sólida y robusta que sirve de apoyo para la planta primera, en hormigón visto y huecos alargados, mientras que la primera y segunda plantas son de policarbonato translúcido, más livianas y con huecos de mayor tamaño, para darle un carácter más público y más volcado hacia el exterior.

En resumen, la edificación consta de tres plantas:

 

   - Planta baja: destinada principalmente a oficinas y otros usos municipales, aunque se ubica al este un acceso independiente para la Escuela de Música.

 

   - Planta primera: Escuela de Música

 

   - Planta segunda: Escuela de Música

 

En definitiva, el alzado de la nueva edificación refleja los diferentes usos, que se materializarán de manera radicalmente opuesta: hormigón visto (sólido y opaco) para las oficinas y otros usos municipales, por contraposición a la fachada de policarbonato (liviana y translúcida) para la Escuela de Música.