Ascensor en el Parrote

A Coruña

1/6

El árbol que abrazaba la muralla

 

Para la conexión entre el Parrote y el jardín de San Carlos la propuesta idónea es un ascensor que se separe de la propia muralla y de la puerta de San Andrés, y una vez llegado a cota que conecte mediante una pasarela horizontal con la plataforma superior del jardín.

 

Creemos que esto sería mucho menos invasivo y más accesible que unas escaleras mecánicas o una larguísima pasarela. A su vez el hecho de que sea una conexión exenta sirve como señal reconocible desde lejos e indica su carácter de elemento público y libre, en contraposición a si lo hiciéramos mediante la puerta de San Andrés.

 

El hecho de que el componente vertical sea exento permite el máximo respeto a la muralla y permite que si en un futuro se eliminara o sustituyera, la muralla no sufriría ningún trastorno. Del mismo modo al no tocar la muralla evitamos que esta sufra algún esfuerzo horizontal que le produzca alguna patología al muro. Solamente tocará en el punto donde conecta horizontalmente con la pasarela, provocando solamente esfuerzos verticales sobre el muro.

 

La parte vertical del ascensor consistirá de la propia cabina del ascensor, de 2 x 2 metros, y una estructura exterior metálica de 2,5 x 2,5 metros que se cerrará con paneles de madera.