Unir dos pisos en vertical para hacer un dúplex



Hoy en día es cada vez más habitual la tendencia a dividir los pisos grandes en dos más pequeños, puesto que el parque inmobiliario actual no se ajusta a los nuevos modelos de familia, cada vez más pequeñas. Pero también existe el caso contrario, unir dos pisos en uno. En este caso también es más común y más sencillo unir dos pisos horizontalmente, dentro de la misma planta. La unión de dos pisos en vertical es menos habitual pero también muy interesante, simplemente debemos tener en cuenta ciertos aspectos.


En primer lugar, hemos de tener en cuenta si la comunidad nos permite dicha unión. Para ello debemos acudir a los estatutos de la comunidad y ver si dice algo al respecto. Lo más habitual es que no se especifique nada al respecto, con lo cual deberíamos pedir permiso a la comunidad para que nos lo autoricen. Para ello deberán votarlo en junta y aprobarlo tres quintas partes de los propietarios.


Una vez que tengamos el permiso de la comunidad el proceso de unión de los pisos ya es factible, solo debemos seguir los siguientes pasos. El primero será contactar con un técnico que nos asesore y realice el proyecto, que será obligatorio. El técnico habrá de valorar los siguientes condicionantes: por un lado el más importante es la unión de ambos pisos, generalmente mediante una escalera, para la que habrá que modificar la estructura en mayor o menor medida. Por otro lado habrá de valorar la nueva configuración de la vivienda y el cumplimiento de la normativa de habitabilidad. Al considerarse variación del número total de viviendas el proyecto habrá de adaptarse a la normativa autonómica de habitabilidad correspondiente, para lo cual puede ser necesaria la realización de ciertos cambios en la nueva vivienda. Además, puede ser muy útil la realización de obras de acondicionamiento que redistribuyan los espacios de otra manera, para evitar la duplicidad de espacios como la cocina, el salón, etc. Estos han de estar recogidos también en el proyecto.


Una vez que tengamos clara la intervención a realizar el técnico elaborará el proyecto y lo presentaremos en el ayuntamiento, junto con la documentación correspondiente (permiso de la comunidad, escrituras de propiedad, recibo de abono de tasas, etc.). Una vez presentado deberemos esperar a que el ayuntamiento nos dé la licencia (puede tardar desde unos días hasta varios meses) para comenzar las obras.


Para desarrollar las obras necesitaremos al menos un director de obra (el técnico que nos elaboró el proyecto) y un constructor que realice la obra, ajustada a dicho proyecto. Cuando la obra esté acabada el técnico redactará el certificado final de obra acreditando que la obra se ha hecho según el proyecto.


Una vez que la obra esté hecha debemos realizar las siguientes gestiones: primero ir al notario para acreditar que la nueva vivienda es una sola y es nuestra, cambiando las escrituras y adaptándolas al proyecto ejecutado. La propia notaría se encargará de cambiar dichos datos en el registro de la propiedad y en el catastro. También debemos asegurarnos de que los datos del ayuntamiento están correctos y se ajustan a la nueva dirección, además de cambiar los suministros (agua, luz, gas) si es necesario.


¿Cuánto cuesta unir dos pisos? ¿Merece la pena?


Los gastos relativos a está unión dependerán, como casi siempre en estos casos, de las obras que vayamos a acometer. Este dato nos lo dará mucho mejor un técnico de la zona. Normalmente lo más caro será hacer el hueco de las escaleras para unir las dos plantas. Aunque podemos hacer un hueco mínimo para intentar agujerear lo menos posible el forjado, es casi imprescindible tener que reforzar el contorno del hueco con alguna viga, si queremos que sea seguro. Tampoco es muy aconsejable comunicar ambos pisos con una simple escalera de barco, a riesgo de que nos sea más cómodo salir de casa y subir por la escalera comunitaria en vez de por la nuestra. Un hueco de 2 m x 1 m sería lo mínimo para colocar una escalera cómoda. El presupuesto para realizar el hueco más colocar la escalera puede rondar los 10.000 €. Respecto al la obra del resto de la casa, dependerá de lo que nos queramos gastar, que puede ir desde 0 hasta una reforma integral del piso. Vamos a suponer una pequeña reforma en la que convertimos una de las cocinas en lavadero-tendedero y tiramos un tabique para ampliar uno de los salones, que nos costará otros 10.000 €. Es decir, para una obra de 20.000 € el proyecto nos puede costar entre 1.000 € y 2.000 €. Las tasas del ayuntamiento estarán en torno al 4%, es decir, unos 800 €. Los gastos de notaría (incluyendo gastos de registro) rondarán también los 1.000 €.


En definitiva, por unos 25.000 € puedes unir tus dos pisos en uno de manera completamente legal. Aunque si quieres hacer un verdadero dúplex, optimizando los espacios al máximo, con dobles alturas y sin duplicar usos, el presupuesto se te irá a los 50.000 € o incluso 100.000 €.

Puedes leer también este post en la siguiente página:

https://www.certicalia.com/blog/unir-dos-pisos-para-hacer-un-duplex


#rehabilitación #divisiónhorizontal

5 vistas